La situación del sector energético turco hoy en día se puede resumir de la siguiente manera:

• Alta tasa de crecimiento de la demanda
• Alta necesidad de inversión
• Alta dependencia de la importación
• Alta intensidad energética
• Rendimiento bajo

Otros aspectos que hay que tener en cuenta al analizar el mercado de energético Turcon son:

• Alto potencial para incrementar el rendimiento
• Considerable potencial de fuentes renovables
• Mercado emergente

Tomando en cuenta lo anterior, Turquía ha lanzado un nuevo conjunto de leyes relacionadas con el sector de la energía renovable recientemente, que principalmente se dirige a:

• Proveer segura, verde, rentable y sostenible energía
• Aumentar la eficiencia energética.
• Convertirse en un centro de comercio de energía (obtener una posición fuerte para nuestro país en el comercio de energía regional y mundial,
• Obtener un sector energético basado en las transparentes y competitivos reglas de mercado; (estableciendo funcionamiento de los mercados basados en competencia)

PARA EL 2023 LOS OBJETIVOS DEL GOBIENRO SON:
GENERAR 20.000 MW DE ENERGÍA EÓLICA
GENERAR 600 MW DE ENERGIA GEOTÉRMICA
GENERAR 4500 MW DE ENERGIA SOLAR

Otros Objetivos son:
Seguridad energética en inversiones para poder manejar la demanda creciente que permitan:

• Reducir la dependencia a la importacion, aumentar la diversificación de los recursos energéticos,
• Aumentar la utilización de los recursos locales y el desarrollo de los mecánicos y / o electro-mecánicos relacionados en sector de produccion.
• Desarrollar Energía nuclear (al menos 5% de mezcla de la generación de electricidad hasta 2023)
• Aumentar el rendimiento

Todo bajo la premisa de alcanzar una sostenibilidad ambiental que permita:

• Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero,
• Aumentar la generación de energías renovables: eólica, hidroeléctrica, geotérmica, solar, biocombustibles, etc.
• Desarrollar tecnologías limpias del carbón que permitan la captura y almacenamiento de carbono

Turquía ha firmado convenios internacionales como UNFCC (Turquía se adhirió en 2004), Kyoto (Turquía se adhirió en 2009)

Para apoyar el logro de estos objetivos, el gobierno turco también ha desarrollado un agresivo plan incluye exenciones fiscales, tasas garantizadas por 10 años y etc. para los inversores en este sector.